Christian A. Estay-Niculcar's research blog

Espacio de reflexión personal dedicado a la investigación aplicada cuando se vincula la ciencia proyectual con la disciplina informática, y se aplican al desarrollo de las personas y de la gestión empresarial.

ICT & Business: El capital humano y el libre mercado (2005)

http://jfcarpio.com/wp-content/uploads/2014/04/20140421-161421.jpg
La competitividad que supondrá para Ecuador un TLC (Tratado de Libre Comercio) le llevará, aparte del intercambio comercial, a otro de capital humano. Esta importación y exportación de personas surgirá por la natural transferencia de tecnología, información y conocimiento que se manifiesta con este tipo de convenios.

Al cambiar de paradigma, de lo productivo al de transferencia de ideas, el empresario se verá obligado a exigir que los profesionales cumplan tres cualidades:
  • conocimientos adecuados;
  • inteligencia emocional para enfrentar nuevos modelos laborales y de gestión empresarial;
  • inteligencia laboral para encarar escenarios laborales, en los cuales los hábitos y costumbres sufrirán adecuaciones por el contacto con personas de otras sociedades.
A estos aspectos se deberán sumar el conocimiento y las competencias (emocionales y laborales) que un profesional concreto o el capital humano de un país debe poseer para enfrentar los retos de la Nueva Economía, basada en la unión de los negocios y las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).

Comprender este tipo de competitividad requiere abordar el tema de la brecha digital como un paso intermedio para comprender y afrontar el reto de saber cuales son y cómo debemos actuar en la Nueva Economía.

La brecha es la distancia que separa a países ricos de países pobres. Es la distancia relativa entre países que mide la madurez en el uso y comprensión de las TIC. “Es la inteligencia social para usar TIC y conseguir un máximo aprovechamiento que garantice crecimiento y desarrollo económico sostenido”. La brecha digital permite saber en qué posición relativa de desarrollo se encuentran los países, lo cual, visto de otra manera, mide lo que les falta a unos para ser competitivos frente a otros.

Ecuador en la brecha digital

Según el informe del Banco Mundial sobre América Latina y el Caribe: “Cerrando la brecha digital en educación y tecnología” de 2004, Ecuador se encuentra en una posición alejada de las grandes potencias económicas, lo cual no se contradice con el gran esfuerzo nacional para reducirla con iniciativas como la Agenda de Conectividad.

Las nuevas competencias

A nivel de conocimientos podemos decir que Ecuador está bien posicionado, aparte de que gracias a Internet su acceso es sencillo. No obstante, a nivel de competencias podrían surgir complejidades. Por competencia podemos decir que son las habilidades que permitan proyectar el conocimiento más allá del uso presente.

Así podemos encontrar competencias como: diligencia en el trabajo, colaboración entre empleados, auto aprendizaje, entre muchas otras.

Este fenómeno se está sintiendo en el ámbito de la educación, pues ya se están observando cambios en los programas de estudio, en los cuales vemos que en Carreras de Derecho los estudiantes tienen talleres de simulación de juicios o litigio; en las Carreras de Periodismo se observan talleres de Diseño de Páginas Web, carreras de Informática en que se introduce talleres de negociación.

En Europa el tema de competencias ha adquirido tal nivel de relevancia, que ya es un apartado importante y se creará un programa marco, a iniciarse en los próximos años. Con esto queda demostrado que más conocimiento no es lo esencial, es saber hacer algo con ese conocimiento y por supuesto saber producir más conocimiento en beneficio de la sociedad.

A reducir la brecha

Según el Banco Mundial, con educación se puede comenzar a reducir las distancias de la brecha digital. Pero surge una pregunta ¿distancia con relación a qué? El Banco Mundial ha propuesto un modelo de tres estados que permite posicionar los países en la brecha digital:
  1. adopción,
  2. adaptación y
  3. creación.
Para efectos del presente análisis, es necesario un modelo más detallado, con más etapas. Aquí se utiliza un modelo más extenso en etapas que simplemente permite suavizar el proceso de avanzar en la brecha digital. Este es el modelo de Nolan (originalmente usado para medir la madurez de las organizaciones en el uso de la tecnología), el cual distingue 6 estados de madurez o etapas de cambio:
  • 1. iniciación (descubrimiento de la tecnología),
  • 2. contagio (compra compulsiva por novedad),
  • 3. control (racionalización de las compras),
  • 4. integración (de sistemas y procesos),
  • 5. administración de datos (usar la información como activo estratégico)
  • 6. madurez (generación de nuevos negocios).
Esto permite identificar las diferencias en conocimiento y competencias que un país, como Ecuador, debería adquirir para que sus profesionales se enfrenten a los de otros países. Un simple análisis muestra que Ecuador está situado en una etapa de Control-Contagio, y que los profesionales son usados de una manera distinta a cómo son usados en otros países. Esta simple distinción, ya plantea problemas serios de competitividad.

De ahí que, conviene que las universidades y empresas converjan en sus intereses mirando hacia posiciones mejores en la brecha digital, distinguiendo el conocimiento y las competencias que se precisan para avanzar. Así, mientras un TLC nos abre puertas, esto implica el compromiso social de mejorar la competitividad de nuestro capital humano en un mundo donde los negocios van unidos a las tecnologías.

Por este motivo los centros de formación superior deben aportar el conocimiento que haga competitivos a los profesionales ecuatorianos. Y, al empresariado le cabe la difícil misión de modificar su cosmovisión de las profesiones y de los procesos de negocio que permita a los profesionales ser usados al nivel de los países mejor situados en la brecha digital. Y ambos, ayudar a generar y aprovechar las habilidades que se precisan para ser competitivos en posiciones avanzadas en la brecha digital. Si esto se consigue, un profesional nacional podrá competir con un profesionales extranjero, siendo esto una mejora en el capital humano del país y de la propia empresa nacional, tal como ha quedado demostrado en otros países que han apostado por este proceso y han conseguido desarrollos económicos estables y sostenidos, tal como sería el caso de Chile e Irlanda.

El artículo original apareció en
  • Estay, Christian; y, Larrea, Gabriela. (2005). Artículo El Capital Humano y el Libre Mercado. Revista Industrias, XI(9):17-21, Septiembre.Revista de la Cámara de Industrias de Guayaquil.
Un blog con comentarios a este artículo pueden encontrarse en:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CEO & Co-Founder de EstayConsulting – Consultoría Estratégica

Miembro de Red

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: