Christian A. Estay-Niculcar's research blog

Espacio de reflexión personal dedicado a la investigación aplicada cuando se vincula la ciencia proyectual con la disciplina informática, y se aplican al desarrollo de las personas y de la gestión empresarial.

La mejora de una #plataforma #MOOC requiere saber el tipo de elección tecnológica que hacemos y saber qué mejoraremos -#tecnología #elearning

Este post trata de cómo se puede mejorar una plataforma MOOC. Parece algo obvio y sencillo, y lo es si lo abordamos como introducir rutinas y líneas de código a un software. Pero, creo, es el momento de detenernos un momento a pensar qué entendemos por mejorar una tecnología y qué queremos mejorar para sobrevivir en un universo plagado de plataformas MOOC.

Para comenzar me pregunto qué es mejorar una tecnología, y lo abordo desde la idea de elección tecnológica, que es el proceso mediante el cual la sociedad deja de usar una tecnología y adopta una nueva supuestamente mejor.  Lo abordo en general y luego a la idea de lo que se entiende por MOOC como una plataforma de software. Procedo a continuación al análisis de MOOC como un ecosistema y como una tecnología, lo cual permite finalmente señalar donde es posible mejorar una plataforma MOOC, porqué debe mejorarse y con cuales tecnologías.

Creo que es importante analizar cómo y hacia donde debe pensarse la mejora de una tecnología que podría cambiar la forma en que las personas nos relacionamos con la educación en los actuales tiempos en que vivimos interconectados. Por eso este post espero ayude a reflexionar un poco más del tema. Con esto no quiero rebajar la importancia de que una plataforma MOOC debe mejorarse, pero es conveniente saber qué se está mejorando y porqué, lo cual siempre permite obtener mejores beneficios en todo sentido.

Elección tecnológica y MOOC: ¿hablamos de mejoras o de creencias populares?

“La de que lo nuevo supera con creces a los métodos más antiguos es una idea generalizada” (Edgerton, 2007). Esta frase alude al tema de la elección tecnológica, es decir, de que si una nueva tecnología es mejor que una anterior, se basa habitualmente en la existencia de una idea generalizada. El mismo Edgerton (2007, pp. 31-33) ilustra este fenómeno con 3 ejemplos:

  • La corriente alterna (CA) se supuso era mejor que la corriente continua (CC). Era esto cierto pero no en todos los casos. Pero los sistemas de CC siguieron funcionando por muchos años y se desarrollaron en varios ámbitos especializados. La CA era de menor coste de transmisión, si bien los de CC eran mejor en la transmisión submarina. La CA se impuso por la idea de que era en general más barata. Hoy en día co-existen CA y CC gracias a las economías y potencialidades que aportan cada una y no tanto por sus costes.
  • El coche eléctrico a inicios del siglo XX era más popular que el de gasolina. El 20% de los taxis en Berlín entre 1907 y 1918 eran eléctricos. Es más, los parques de bomberos preferían este tipo de coches. Pero, ganaron los coches a gasolina porque los coches eléctricos eran difíciles de mantener fuera del alcance de las redes eléctricas, mientras los de gasolina contaban con una creciente red de gasolineras. El coche eléctrico se impuso por el boom de la gasolina y de la inversión que se hizo por ella. Hoy en día hay una vuelta al coche eléctrico o híbrido por los beneficios que aportan.
  • La aviación al inicio usaba la madera como material de producción, pero pronto fue siendo reemplazada por el metal. El metal cada vez más se impuso siendo hoy en día el material más utilizado en la aviación. La madera se sigue usando pero es casi una excentricidad. El metal se impuso por la idea o el convencimiento de que era el material del futuro, si bien se siguieron produciendo aviones con material de madera. Hoy en día existe producción de aviones con material ligeros.

Quizás no sean ejemplos completos o los mejores, pero si evidencia claramente que las tecnologías escogidas no eran las mejores en muchos sentidos, lo cual además se demuestra en que hoy en día se ha vuelto a usar la tecnología antigua.

Las tecnologías antiguas siguen usándose como parte de rituales, excentricidades o como tecnologías de reserva (son aquellas tecnologías que aparecen cuando por si acaso algo pasase aún queda probar un método o técnica antigua, como las velas en caso de corte de luz, el viejo cuchillo de cocina que siempre “salva cualquier situación”, las recetas de la abuela que “nunca fallan” a pesar de la cocina moderna, etc.) Todo lo anterior me lleva a decir que en suma tenemos:

  • que las tecnologías dejan o no pasar a otras dependiendo de un contexto más socio-emotivo que pragmático;
  • que las tecnologías son escogidas socialmente e  desconsideración de otras, y,
  • las tecnologías nuevas no necesariamente son mejor que otras.

En el caso de las TIC esto parece ocurrir muy frecuente, ¿o no? Lo veremos a continuación. Cuando hablamos de avances en el campo de la informática, claramente hablamos de avances en hardware, pero en software y sus usos y funciones requiere análisis distinto, pues no hablamos de un material físico.

  • A nivel de software (software como materia prima), si miramos de una manera simple, el software no ha evolucionado mucho. Aquí arriesgo mucho, pero permítanme seguir. El software en sus fundamentos conceptuales poco ha avanzado. Por ejemplo, seguimos programando de forma muy parecida. Por un lado seguimos programando de forma estructurada a pesar de los intentos de programar de otras maneras. Por otro lado se siguen usando las mismas herramientas conceptuales como rutinas (léase procedimientos, métodos, procedimientos), los mismos instrumentos de manejo de datos (listas de datos, mismo tipos de datos y mismas estructuras de dados -registros, punteros, matrices-), y las mismas instrucciones (IF-THEN-ELSE, WHILE/REPEAT/FOR/.., etc.)  Es decir, poco ha evolucionado. Es cierto ahora se han añadido los TAGS, los flujos XML, y esas cosas, pero si se revisa y compara esto último sigue siendo parecido a lo tradicional. Y lo nuevo va por el mismo camino, incluso cuando se habló en su momento de programación objetual (o sus variaciones). Puedo equivocarme pero los expertos verán que poco ha evolucionado el software y sus técnicas en este sentido. Así tenemos que a pesar de los nuevos lenguajes y técnicas, las nuevas tecnologías se usan por tendencias, pero no reemplazan a las antiguas o, en este caso, originarias.
  • A nivel de aplicaciones (software organizado), mucho se ha avanzado eso sí. Las aplicaciones si han evolucionado gracias a nuevos conceptos y nuevas tendencias. Si bien la lista de cambios y avances sería muy larga de exponer, siempre encontraremos nuestros antiguos y conocidos Sistemas de Información Administrativos, o los clásicos MIS o SIA (sus siglas según sea en inglés o castellano respectivamente). Quien no lo vea claro, me refiero al clásico sistema de personal, de finanzas, de facturas, etc. Es cierto que estos sistemas son ahora más sofisticados, son online, son basados en Web, permiten accesos más rápido, se integran con sistemas de video conferencia, pero ahí están manteniendo su organización tradicional de seguimiento, estructura funcional y de datos, etc. Así tenemos que a pesar de estos avances, siempre persistirán los viejos sistemas cuyas funcionalidades no han podido ser reemplazadas por los nuevos sistemas, aunque al menos han podido ser remozadas.
  • A nivel de conceptos y términos. Ni hablar. El lenguaje de la informática, la computación, la telemática, está plagado de términos nuevos, siempre nuevos: e-learning, y todos los x-learning (x=b/m/u/etc.), cloud computing, XML, HTTPS, blogger, etc. Quien estudie con calma esto verá que muy pocas de estas palabras aluden a avances en la ciencia y la tecnología, el resto o la gran mayoría son alocuciones derivadas de añadidos a tecnologías antiguas, invenciones comerciales, o simplemente de dar nombre nuevo a un término o idea tomada de otra ciencia o disciplina pero aplicada o usada en la informática como si fuera propia o de propia invención.

Con estos ejemplos, vemos que cuando se trata de software no hay avances reales. Yo diría que esto guarda relación con la muy recurrida idea de “tendencia”. En el caso del software es frecuente que la literatura comercial y especializada hable de que estamos ante una nueva tendencia lo cual conduce a considerar un nuevo software como mejor que los anteriores, y no solamente por introducir nuevas funcionalidades o porque se está dando atención a nuevos requerimientos, sino porque es el claro ejemplo de un nuevo concepto, un avance teórico importante que debemos considerar, o porque alguien ha dicho que ahora las TIC alteran tal o cual asunto cotidiano. Todos estos argumentos raramente son cuestionados, por lo demás suelen surgir y sustentarse en la propia supuesta teoría que da forma a la tendencia, o sea, se fundamentan en sus propios conceptos.

En términos de desarrollo científico y tecnológico puesto en la sociedad, los avances no suelen ser tales, sino que estamos ante el suceso de que una tecnología “ha sido comida” por otra, porque la nueva tecnología es una nueva tendencia, y por ende, quedan obsoletas las anteriores tecnologías. Esto encaja además perfectamente bien con el corolario de Edgerton: “a quien no abandone éste [(la vieja tecnología)] en favor de aquél  [(la nueva tecnología)] se le tachará de conservador, cuando no de estúpido o de ignorante sin más. <<La resistencia ante la  tecnología>> se convierte así en un problema. Como la informática siempre va de moderna, hay que estar siempre en la punta de los avances y esto ayuda a introducir más y más cosas.

Por tanto, una mejora informática debe ir precedida de una supuesta nueva base de argumentos, y no necesariamente una real mejora tecnológica (que puede haberla). Así, el público comienza a hablar de que ha salido un nuevo software porque alguien lo dice o comenzó a decir que es la “nueva panacea” o que estamos ante algo que por creencia le damos nuestro voto de fe.

Mi intención no es salirme del tema MOOC pero no puedo dejar pasar la oportunidad de comentar un tema de controversia y debate (y por lo mismo, luego de este párrafo ya paso al tema MOOC nuevamente). La historia muestra, por lo demás, que muchas nuevas tecnologías duraron o han durado muy poco y, es más, ni siquiera han llegado a cumplir las expectativas de las mejoras prometidas. Es cierto eso sí que algunas TIC han producido mejoras, pero puede ser que un “ojo” fino observé que no son tales ni son tan espectaculares. Por ejemplo, ya hay autores que cuestiona la supuesta mejora de productividad gracias a las TIC. Sigue siendo un enunciado muy utilizado en muchas charlas pero no se muestra como un fenómeno real sustentado en estudios extensos, serios, documentados y con datos reales y qué, además, puedan contrastarse entre sí a nivel de estudios y de datos.

En síntesis MOOC es una idea, un software, unas aplicaciones y muchas populares plataformas (=software+aplicaciones). Y MOOC por supuesto permite decir que PODRÍA dar lugar a una nueva forma de hacer educación, si no matamos la idea en el camino o la dejamos tirada porque MOOC lo convertimos en una ola tecnológica (ver post al respecto en la bibliografía).

MOOC: ecosistema y tecnología

Un entorno de aprendizaje puede ser un ecosistema o una tecnología. Esto proviene de la propia definición introducida en el post “Los entornos de aprendizaje mediados y apoyados por las TIC son referente para potenciar las plataformas MOOC” (https://cestay.wordpress.com/2013/05/29/los-entornos-de-aprendizaje-mediados-y-apoyados-por-las-tic-experiencias-desde-los-mooc/).

Cuando me refiero a entorno de aprendizaje como ecosistema, aludo a que estamos ante un sistema en el cual se relacionan muchos componentes o subsistemas que interactúan entre sí. Y no me refiero solamente a subsistemas informáticos, sino que incluyo otros subsistemas humanos y de otras tecnologías. Así tenemos que se relacionan los sistemas emocionales, los sistemas cognitivos, los sistemas sociales, los sistemas económicos y los sistemas sicológicos de las personas, que se relacionan a su vez con sistemas educativos. De esta manera en el entorno de aprendizaje co-existen muchos subsistemas de normas, reglas y comportamientos tecnológicos y no-tecnológicos. Si a lo anterior sumamos los subsistemas propios de la docencia, aparece el sistema de estudiantes, el sistema de profesores, el sistema del aula, etc.

Hasta aquí no hay nada nuevo en lo dicho en el párrafo previo. Cualquier experto en educación dirá que estoy describiendo el sistema educativo. Pero en una sociedad global e interconectada, aparece el sistema mundial, o más bien todas las variables y parámetros que permiten hoy en día a estudiantes y profesores “conversar” con personas de otros “lados”. Esto unido a la interconectividad que provee Internet y a la persistencia de los datos que proveen los medios de registro, aparecen parámetros que antes no existían: extensión del período de formación a lo largo de la vida, y acceso a contenidos almacenados -propios y compartidos- por años en medios digitales. Ambos parámetros definen así la vida y permanencia del ecosistema y sus sistemas.

Cuando decimos que MOOC es un ecosistema acepto que MOOC es un entorno de aprendizaje compuesto de sistemas y que permite formación de por vida, universal y personalizada.

Debo añadir que ahora son miles de estudiantes que participan en un curso. Ante la imposibilidad de corregir con profesores y tutores tales cantidades de estudiantes, hemos inventado y aplicado el concepto de que el conocimiento lo producen los estudiantes y dejamos que participen mucho en foros, blogs, twitter y etc. y dejamos que revisen sus actividades entre ellos (las revisiones entre pares o peer-to-peer), PERO, esto responde al hecho económico de que el coste de atender tales cantidades de estudiantes y de corregir sus trabajos no resiste análisis económico, simplemente es muy costos.

Sin embargo, esta restricción de índole económica, no excluye que diga ahora que MOOC opera como ecosistema, pero debe introducir cambios metodológicos que permitan equilibrar el deseo de nuevas formas de seguimiento y evaluación participativo, con las restricciones económicas obvias. Lamento en esto quizás quitar romanticismo a MOOC pero es un hecho económico concreto. Y si esto no agrada al lector, pensar que si esta nueva metodología de evaluación fuera tan idónea, perfecta y posible, se aceptaría como medio de calificación oficial y cualquier curso MOOC, una vez aprobado aportaría créditos docentes reconocidos por universidades, pero sabemos que esto aún “ni en sueños” se plantea. La propia experiencia muestra que cuando hay pocos estudiantes el profesor participa más, ya sea haciendo seguimiento a los estudiantes de manera más fina, o más concretamente con un mentoring y un coaching más cercanos. Pero en estos casos hay pocos trabajos grupales lo cual refuerza la formación intra-equipo, pero queda poco margen a la formación inter-equipo. Al contrario, cuando hay muchos estudiantes, todo profesor sabe el coste de revisar muchos trabajos, y siempre se busca el trabajo en grupo, y a veces muy masivos para reducir la cantidad de revisiones grupales. Con MOOC se ha puesto de moda la revisión entre estudiantes y, entre proyectos o equipos de personas, pero tampoco es algo muy novedoso, y es sabido que si el profesor no establece lineamientos o criterios claros, se producen conflictos entre los estudiantes. MOOC como ecosistema cuenta con elementos de control tanto tecnológicos (sistemas de seguimiento) como no-tecnológicos (apelación a la ética, a la justicia y lo que debe ser correcto en la evaluación).

Y aquí es donde aparece el entorno de aprendizaje como tecnología, donde el entorno de aprendizaje adquiere su apellido virtual.  Informáticamente algunos dicen que estamos aún ante los LMS (Learning Management System). Digo esto pues mirando fríamente un LMS, tenemos que dentro de él se unen herramientas muy antiguas y muy conocidas de formación: foros, chat, carpetas, muchos tipos de documentos, links y poca cosa más. Por supuesto su organización y puesta en manos de los usuarios marca diferencias, pero siempre limitadas a las pocas herramientas. Lamento quitar emoción al análisis de un MOOC de una manera tan reduccionista y funcional pero es lo que siempre usamos -aquí trato de ser muy generalista- en cualquier espacio de formación virtual mediado por TIC.

El asunto es que MOOC como tecnología nace limitado a pesar de muchos autores que se esmeran en indicar que MOOC es una revolución. Cuidado, me refiero a las revoluciones basadas en tecnologías, no a las revoluciones conceptuales que ahí MOOC podría aportar algo más. Esta limitación surge en preguntas como

  • ¿qué más podemos hacer cuando solamente tenemos para crear nuevos espacios los foros, las carpetas, chat y algunas cosas antiguas y muy conocidas?;
  • ¿qué más podemos aportar cuando no se ha producido una real revolución en las metodologías y diseños instruccionales para producir nuevas formas de docencia, educación y aprendizaje online?; y/o,
  • ¿cuánto podemos aportar en crear nuevos entornos si seguimos atados a principios y experiencias presenciales de las cuales no salimos 100%?.

Creo que hay muchas preguntas inquietantes al respecto, pero creo que todas ellas muestran que todos los software actuales de educación siguen o se basan en patrones muy estándares de educación ya que los instrumentos informáticos usados en educación mediada por TIC no han variado. Por esto, siempre se terminan siguiendo patrones muy similares. Ah, y acto algo más. Ahora que está de moda el OpenSource, suele ocurrir que cuando se “baja” un OpenSource de MOOC y se instala, por comodidad y conformidad se deja funcionando tal como venía, y nadie se pregunta mucho ¿qué realmente se necesita? Y luego hay personas que construyen teoría en base al software, con lo cual conceptos como MOOC van quedando atados a estos puntos de vista que luego desaparecen cuando la tecnología evoluciona o converge por simples adaptaciones técnicas. El mejor ejemplo de esta situación es el patrón de porqué siempre la información debe estar disponible en un menú a la izquierda. Es cierto hay estudios que dicen que están allí porque las personas leemos de izquierda a derecha o siguiendo extraños movimientos por la pantalla, y así será hasta que alguien ponga un menú en la parte superior combinado con un menú flotante al lado izquierdo para que todo cambie y los usuarios nos adaptemos más por gusto, o porque debemos seguir las tendencias, y ahí tendremos estudios que avalen estos nuevos patrones de trabajo, y etc. etc. etc. y todos nos quedamos conformes.

Luego de esta extensa descripción de MOOC como ecosistema y como tecnología, debo enfatizar dos cosas:

  • la importancia de reconocer el potencial de la distinción ecosistema-y-tecnología en un MOOC;  y,
  • lo limitado que  sería o resulta ser un análisis que separe ecosistema-de-tecnología en un MOOC.

Ahora queda preguntarse ¿cómo mejorar una plataforma MOOC para ser un buen entorno de aprendizaje?

MOOC: mejora de plataformas

Se han revisado y estudiado varias plataformas: Coursera, Open2Study, Canvas, MiriadaX, Venture-Lab, Udacity, UNED-COMA, Tutellus, Udemy, ePortafolio, OpenYaleCourses, Khan Academy, edx, iversiy, wedubox, UniMooc, Unx, P2PU, OpenHPI, 10gen, UniMOOC, OpenLearning, CourseSites, MRUniversity, Class2Go, edX, entre otras. Un primer análisis comparativo de algunas de estas plataformas se muestra en la bibliografía.

En este punto no me refiero a alguna plataforma en concreto. Hablo o me refiero a plataforma MOOC en general, aceptando que en mi visión tengo en mente todas las experiencias de cursos revisados y vividos en cada plataforma.

En cuanto ecosistema, un MOOC debe ser un sistema de educación muy completo. Por este motivo es importante introducir o modificar varias cosas a nivel de metodologías. Para esto, me remito a considerar 3 tipos de metodologías que co-existen en un espacio online (en la bibliografía aporto material al respecto):

  • metodologías instruccionales, que garantizan que una persona aprenda sin necesidad de existencia de TIC pero sin olvidar la presencia de las TIC en la vida cotidiana,
  • metodologías e-learning, que tienen que ver en cómo las TIC se despliegan en un entorno, y
  • metodologías docentes, que guardan relación con el diseño general del curso, integrando TIC con elementos no TIC.

Al revisar los cursos de las plataformas estudiadas, y teniendo presente los 3 tipos de metodologías, separé 4 grupos de cursos o de experiencias. A continuación presento cada grupo y en cada grupo describo sus cualidades qué, más adelante, concreto de forma más clara (esto permite evitar al lector introducir juicios prematuros sobre esta revisión).

    • Grupo 1:
      1. Agrupa cursos de diseño, música o historia del arte.
      2. Son de un carácter visual y menos estructurados en general. Promueven el trabajo en equipo como eje de creatividad e innovación.
      3. Usan mucho los social media para comunicarse y flexibilizar las comunicaciones.
      4. Son poco intensivos en foros, pero si existe fuerte comunicación a través de blogs y cuentas twitter. Difunden trabajos por medios 2.0
      5. Son intensivos en el uso y análisis de videos sobre diversos temas lúdicos, alternativos, etc. y no son muy masivos los videos de los propios profesores.
      6. La participación suele darse más a través de los recursos web 2.0 que se proveen o se motiva a usarlos difundiendo las actividades por estos recursos.
      7. Las actividades suelen ser proyectos que se van elaborando clase a clase y difundiéndose por web 2.0.
    • Grupo 2:
      1. Agrupa cursos de ciencia, o de ingeniería.
      2. Son de carácter visual y estructurados. Promueven un trabajo esencialmente individual.
      3. Usan los social media como medio alternativo de comunicación.
      4. Usan mucho los foros para comunicarse.
      5. Son intensivos en el uso de videos especialmente preparados por los profesores y para dar explicaciones.
      6. La participación suele darse a través de foros y en actividades realizadas usando los recursos de las propias plataformas.
      7. Las actividades suelen ser escritos o proyectos que se preparan clase a clase.
    • Grupo 3:
      1. Agrupa cursos de  salud, educación, y ligados a ciencias cualitativas.
      2. Son de carácter formal, que recurren mucho a contenidos intensivos en texto y con un alto nivel de estructuración. Promueven esencialmente un trabajo individual.
      3. Usan los social media en igualdad de condiciones a los medios internos de comunicación de las plataformas (foros y blogs).
      4. Usan los foros para comunicarse, pero se nota que se usan de manera tan profusa como los social media.
      5. No promueven muchos videos, pero los pocos que se ofrecen suelen ser extensos y con fuerte presencia de los profesores dando explicaciones.
      6. La participación suele darse en trabajos internos, que se publicitan por web 2.0.
      7. Las actividades suelen ser escritos, estudios, investigaciones, etc.
    • Grupo 4:
      1. Agrupa cursos del ámbito de negocios.
      2. Son de carácter formal, recurren mucho a contenidos escritos. Promueven mucho el trabajo en equipo como eje de negocios y de innovación.
      3.  Usan los social media como apoyo a la difusión de los proyectos.
      4. Usan los foros como medio de debate y discusión central al curso.
      5. Usan muchos videos elaborados por los propios profesores, ya sea dando explicaciones y/o mostrando casos, inclusive se ofrecen videos de clases presenciales completas (muy extensas en ocasiones).
      6. La participación suele darse en trabajos internos, individuales y grupales (no son frecuentes), que se intenta sean difundidos por web 2.0.
      7. Las actividades suelen ser análisis de casos y proyectos organizacionales (individuales y/o grupales).

Nota del autor: quizás el lector vea que alguna disciplina no la he incluido. Pues si ha sido así, es porque no he visto esos curso, no los vivido. Pero si se desea, pueden añadirse siguiendo esta misma línea de análisis que a continuación expando.

A la luz de estas observaciones, MOOC como ecosistema, y siguiendo la misma línea de puntos previa, comento lo que podría añadir o modificarse en las actuales plataformas. Acoto que lo que sugiero como elementos a añadir o modificar son relativos, pues en algunas plataformas ya existen elementos pero yo igualmente sugiero que se añadan. La distinción entre añadir y modificar, se basa en la cantidad de veces que fue observado el elemento en las plataformas, y no es crítica alguna sobre cualquier plataforma en concreto.

  • 1. Naturaleza y finalidad del curso. Una dirección de programa que distinga muy bien los objetivos de formación, teniendo presente que en un curso MOOC participan personas de diferentes experiencias académicas y profesionales, o sin ninguna de ellas, con diferentes intereses de formación, diferentes orígenes culturales y lingüísticos, y diferentes puntos de vista sobre sus intereses de dedicación al estudio.
    • Añadir: Es muy importante en este sentido señalar siempre lo que se persigue con el curso.
    • Modificar: Los cursos MOOC siempre dicen que se obtiene una certificación, pero es conveniente indicar variantes de certificación (por participación, por terminar actividades no evaluadas, por terminar actividades evaluadas, por hacer un proyecto o por una alta calificación -suele ser un certificado con distinción-, por tener nota máxima o ser el proyecto más interesante -suele ser certificado con honores-, etc.)
  •  2. Dinamismo. La variedad de participantes requiere ofrecer una formación muy flexible, visual, dinámica y con un espacio de informalidad. Los cursos más populares y con más alta tasa de término exitoso suelen ser los más motivantes y que permiten ser muy creativos a los participantes.
    • Añadir: más videos disponibles en internet, breves, y con fines muy concretos. Por ejemplo, ver un trozo de una película y analizarlo frente a determinados conceptos. O producir un video colectivo de un equipo de trabajo donde todos se presenten o expongan su proyecto.
    • Modificar: introducir más trabajo colaborativo. Pero cuidado con las revisiones entre pares, pues deben tener rúbricas muy claras y dejando opción a ciertas flexibilidades por parte de los revisores (que no sean tan estrictas).
  • 3. Los 2.0. Es importante promocionar el trabajo de formación por la web 2.0.
    • Añadir: cuentas twitter y facebook, canales youtube, etc. que sean monitoreadas, pero evitar mecanismos internos.
    • Modificar: Presentar los trabajos en blogs creados por los propios estudiantes. Usar herramientas wiki para co-crear conceptos. Dinamizar y mantener vivo todo el dinamismo esperado en web 2.0.
  • 4. Debate y discusión. El foro es la herramienta más popular en cualquier entorno. Muchos creen que dejar que se creen foros a libre discreción es una forma de promover el aprendizaje, la creación, etc. Es cierto, mayor variedad de información, mayor probabilidad de elaborar, enriquecer o copiar ideas, pero cuando superan los 100 foros, y cada uno con más de 20 aportaciones, es muy complicado. Es mejor analizar los foros y evaluar su necesidad real.
    • Añadir: Menos foros, más focalizados y de vez en cuando que alguien sintetice el conocimiento.
    • Modificar: promover el trabajo en foros contabilizando aportaciones y votos de preferencia (los like).
  • 5. Multimedia. El video es un gran instrumento de comunicación para transmitir conocimiento, pero suele darse de modo direccional, igual que en una clase presencial. Se han introducido chats, pero no pueden participar todos (por problemas de horarios y de conectividad) o no están bien diseñados (sin un temario, mal dirigidos o con un lenguaje poco claro, mal sonido, etc.).
    • Añadir: Videos deben poder descargarse. Deben ser realizados profesionalmente (evitar grabar una clase real). El profesor debe tener instrucciones para la presentación del video. El profesor debería añadir un video al menos una vez por edición del curso para conversar de las experiencias propias de la edición presente del curso.  Igualmente es bueno añadir otros elementos multimedia, no sólo encuestas de opinión en Google, por ejemplo, sino simuladores, documentos de opiniones en googledocs, etc.
    • Modificar: Videos cortos del profesor por temas, complementados con videos online de casos o ejemplos que ilustren los conceptos. Añadir trascripciones del texto, poner en los videos traducciones a otros idiomas o en el propio idioma del expositor. Añadir y relacionar material complementario o las PPTx expuestas por el profesor. Se espera que un video debe tener entre 5 y 15 minutos. Chats deben poder realizarse en horarios adecuados o hacer más de un chat de un mismo tema. Fijar agenda, horario y medio de post difusión del chat (y realizar un resumen del mismo y dejarlo disponible). No saturar con muchos videos cortos, ni pocos MUY largos, ni saturar con chats semanales.
  • 6. Participación individual/grupal. La participación es esencial en los cursos MOOC. Las revisiones entre pares suelen ser las más populares, pero suelen agotar si semanalmente deben revisarse 5 trabajos de otras personas, con rúbricas que exigen revisar 5-6 aspectos y cada aspecto con 3 niveles de medición. Acoto que muchas veces, en algunos cursos bien diseñados, estas revisiones no fueron necesarias, la participación era muy alta y los resultados muy de buen nivel.
    • Añadir: Feedback en la revisión entre pares. O no introducir este tipo de revisiones.
    • Modificar: Revisiones entre pares más breves, o reducirlas al mínimo.
  • 7. Evaluaciones. Las evaluaciones son un tema difícil. Hoy en día son la base de las certificaciones universitarias oficiales, y son importantes en el futuro de los MOOC. Además, quienes hacen los cursos son profesores y tienen/tenemos el “hábito” de poner exámenes, tareas, deberes, proyectos, etc. Pero ¿son necesarios? No se discutirá aquí este asunto. Si es importante pensar que se están utilizando y los más frecuentes son los test online con revisión automática. A nivel de rúbricas, como se dijo antes, se están introduciendo.
    • Añadir: Las pautas de corrección en el caso de los tests. La cantidad de veces que se pueda dar un test debe informarse y avisar si en cada ocasión cambiarán las preguntas. Avisar del tiempo para realizar el test. La flexibilidad en las rúbricas y las normas de buen comportamiento al comentar o realizar feedback de las actividades.
    • Modificar: Revisar rúbricas pensando no solamente en lo que quiere medirse, sino en cómo facilitar criterios adaptables y flexibles a los revisores pues sus experiencias como revisores son variadas. Pensar que habrán estudiantes de otras culturas e idiomas propios del curso.

Todas las consideraciones previas demandan un sistema de monitoreo constante de la formación, previendo siempre que es imposible económicamente y organizacionalmente atender a cientos o miles de estudiantes. Por eso todos los puntos previos deben ser objetos de revisión y análisis frecuente para garantizar que su uso e introducción no signifiquen impedimentos a la formación ni signifiquen deserciones que obstaculicen una nueva versión del curso. Es importante en este sentido llevar estadísticas reales del comportamiento de los estudiantes, sus tasas de avance, abandono, participación, etc.

En cuanto tecnología, MOOC es un software, por ende manipulable. Muchos de ellos nacieron como o ahora son OpenSource. Pero en general, todos son software que pueden mejorarse. Acá no cabe distinguir entre cosas a añadir o modificar pues en cada plataforma hay elementos como no los hay.

  • 1. Naturaleza y finalidad del curso.
    • Contar con sistemas de indicadores informatizados y automáticos  de comportamiento y rendimiento. Esto requiere introducir nuevas rutinas de software.
    • Establecer diferencias segmentadas de estudiantes por edad, país, experiencia, etc. para relacionarlos en las revisiones entre pares, constitución de equipos, rendimientos, etc. Esto requiere introducir nuevas rutinas de software.
    • Contar con señales de alarma ante cambios negativos en los indicadores. Esto requiere introducir nuevas rutinas de software.
  •  2. Dinamismo.
    • Descargar material multimedia en general para ser visualizado si no hay conexión a internet. Esto no es problema actualmente.
    • Subir y bajar material propio aportado por los estudiantes. Esto no es problema actualmente.
    • Facilitar el trabajo en smartphone, móviles. Crear widgets, operar en dispositivos móviles y en multiplataforma es fácilmente abordable.
  • 3. Los 2.0.
    • Crear cuentas cuentas twitter y facebook, canales youtube, etc. Esto es sencillo actualmente.
    • Vincular con sistemas blogs y wikis, o prezi u otros de moda. Esto requiere añadir o vincular este tipo de aplicaciones a las plataformas.
    • Contar con un sistema de avisos para saber cuando dinamizar un espacio. Esto requiere introducir nuevas rutinas de software.
  • 4. Debate y discusión.
    • Permitir agrupar o clasificar los foros por temas, trending topics, grupos o equipos, etc. Esto requiere introducir nuevas rutinas de software.
    • Contar con sistemas de monitoreo de foros para detectar más activos, más deseados, etc. Esto requiere introducir nuevas rutinas de software.
  • 5. Multimedia.
    • Añadir sistemas de chats. Los mejores son los externos pues así la plataforma no se sobrecarga. Se sugiere usar Hangout de Google+ o equivalentes por su flexibilidad o popularidad. Esto es muy sencillo de coordinar e introducir.
    • Introducir mecanismos de calidad en los videos. Esto requiere introducir mecanismos de gestión procedural.
    • Subir diversos formatos. Esto lo permiten las plataformas.
  • 6. Participación individual/grupal.
    • Introducir entornos para trabajo en equipo y para revisión entre equipos, distintos a las revisiones entre pares de forma individual. Esto requiere introducir nuevas rutinas de software.
    • Optimizar y hacer más ligera y eficiente el sistema de rúbricas. Debe permitir inclusive comentar porqué se calificó cada criterio y porqué el nivel de calificación. Inclusive si es preciso un video o grabación comentando la revisión. Esto requiere introducir nuevas rutinas de software.
    • Permitir crear foros o grupos de trabajo o de “empatía”, por país, experiencias, intereses, etc. Esto requiere introducir nuevas rutinas de software.
  • 7. Evaluaciones.
    • Incorporar las pautas de los tests como documentos online, o como vídeos, por ejemplo. Esto se puede introducir fácilmente.
    • Incluir procedimientos de calificación por rúbricas que permitan re-correcciones. Esto requiere introducir mecanismos de gestión procedural.

El lector podrá darse cuenta que mejorar una plataforma MOOC, tecnológicamente, es muy sencillo en términos organizacionales (otra cosa son las complejidades de programar software). Casi todo se remite a programar o introducir rutinas de software, y un poco a conectar diversas aplicaciones. Pero a nivel de ecosistema, aparece la necesidad de contar con procedimientos metodológicos, muchos de los cuales tendrán connotaciones computacionales, pero antes debemos crearlos.

Reflexiones

Como se ha venido diciendo en post previos, MOOC es muchas cosas aún y aún muchos lo ven distintos a otras experiencias. MOOC significa Massive Open Online Course, o sea un Cursos online abierto y masivo. Quienes provengan de la esfera de los Learning Management Systems (LMS) saben que ya hay experiencias masivas, se usan recursos abiertos, y por supuesto operan en Internet. MOOC está apostando eso sí por los grandes números donde masivo significa miles de estudiantes en un curso, y millones por plataforma (pero la explosión de plataformas MOOC está mostrando que los cursos y plataformas más recientes tienen números mucho más acotados y se nota cierta saturación del mercado, por eso lo de masivo se está relativizando), abierto significa que es realmente basado en contenidos abiertos al 100%, y online significa algo obvio pero hay que tener internet “casi” al 100% pues todo está en la red.

MOOC apuesta por la gratuitad pero el modelo de negocio se está afianzando y ya están apareciendo cobros, por ejemplo mediante pago por certificados. Aparte, se caracterizan por el uso masivo de foros para debatir, pero se vio que esto tiene limitantes. Pero a lo largo de  los post en este blog, MOOC se plantea como un enfoque donde co-existen la idea de entorno de aprendizaje junto a la idea de usar una determinada tecnología, y ambas están aún en evolución y convergencia.

En las experiencias revisadas en este post hay una fuerte restricción de entrada: todos son cursos basados en contenidos, los llamados xMOOC (o centrados en el profesor), o con poca opción a un trabajo de formación del tipo conectivista como se espera sea hoy en día (y que en el mundo MOOC se llaman cursos cMOOC). En realidad, ningún estudiante se preocupa mucho de si es xMOOC o cMOOC. Esto es más jerga de eruditos.

Advierto que están apareciendo  más siglas, pero eso evidencia como resultado de las experiencias y de lo que “se va montando”, y que al final muestra que todo se adapta a las realidades impuestas y NO a que MOOC impone una forma o modalidad de educación concreta, sin necesidad de siglas o variantes. Pero ante posibles críticas, mi idea ha sido siempre no entrar en el juego de siglas y términos.

Antes fue la formación constructivista, y antes fue la formación por competencias y así siempre hay un antes que fue nuevo en las TIC (pero para los educadores son términos muy bien consolidados). De hecho todas estas, digamos, tendencias hoy en día co-existen y la propia práctica de educación mediada por TIC muestra que co-existen sin grandes distinciones ni aclaraciones. Que me perdonen los educadores, quienes si tienen la delicada tarea y la experiencia para distinguir y saber aplicar bien estos modelos de formación o de diseño de cursos, pero vistos estos modelos desde fuera, siempre vemos y, se ve siempre, solamente cursos online. Por eso podría decir que algún el conectivismo dejará de ser un paradigma relevante, desparecerá por otra tendencia, y ni siquiera sabremos si se consiguieron experiencias plenas y masificadas.

Así puedo decir que aún estamos aún ante cursos donde el profesor imparte docencia y el estudiante recibe contenidos (en diversos formatos). Eso sí, como mínimo, el estudiante puede opinar en foros (otra cosa es lo que pase con su opinión, y la calidad de la opinión).

No me atrevo a señalar que haya visto indicios claros de algún interés o motivación a que el estudiante sea profesor y estudiante a la vez. Se pretende decir que hay algo de esto en la revisión entre pares, pero CUIDADO, la revisión entre pares no es de este último tipo de experiencia, pues en la revisión entre pares, el profesor fija la rúbrica. Aún no he visto que se pida a los estudiantes determinar y establecer los criterios de evaluación y los niveles de medición, y el profesor se limite a decir como diseñar una rúbrica.

Esto me hace pensar que los MOOC como ecosistemas evolucionarán hacia mecanismos de gestión más eficientes, pero habrá que esperar algún tiempo para que se logren diseñar y ejecutar modelos que impongan una mayor participación estudiantil a nivel de docencia. Luego los MOOC como tecnologías obviamente tendrán mejoras pero para que sean efectivas requerirán cambios en las metodologías (y en los gestores, en los profesores, en los tutores y en los educadores, etc.), de lo contrario, las plataformas MOOC serán finalmente los nuevos campus virtuales o los nuevos LMS, o sea una tecnología de reemplazo pero con software que aporta más potencial de procesamiento y de atención a usuarios, y un software online y opensource (la mayoría de los desarrollos se basan en fuentes opensourse, otra cosa es que se han convertido en propietarias o se ha decidido abrir el código) más seguro y “bonito” y de tendencia.

Si veo que con claridad que ir hacia modelos de mayor participación estudiantil en docencia requiere análisis de consultoría específicos para cada situación. Del mismo modo, la determinación de cuales elementos añadir y/o modificar en los MOOC como ecosistemas y como plataformas demanda consultoría previa para minimizar riesgos y costes de cambios que no reporten mejoras reales. Es claro que lo que se pueda añadir o modificar es relativo, tal como lo he aclarado en el post, y tampoco hago distinciones entre tipos de MOOC por lo dicho anteriormente.

Antes de pasar a algunas conclusiones, quiero acotar que con relación a los grupos, propuse una agrupación a sabiendas que puede ser cuestionada al ver los cursos contenidos en cada grupo, pero lo que interesa es saber identificar que curso tiene sus propias características y que los similares deben agruparse para optimizar cualquier mejora en una plataforma. La mejora, llegados a este punto requiere revisar varias variables de cara a escoger o diseñar la metodología a emplear y de cara a proyectar el despliegue de tecnologías en el entorno de aprendizaje, siendo algunas de estas variables: enfoque formativo (constructivista, conectivista, tradicional, etc.), naturaleza del contenido (no es lo mismo enseñar finanzas que antropología o mecánica), el nivel de certificación (capacitación, pregrado, grado, postgrado, u otros), el currículo esperado de los participantes (por ejemplo, cada profesión tiene su propia estructura cognitiva de aprendizaje), y la inversión a realizar.

Finalmente concluyo diciendo:

  • En resumen, se ha podido identificar cuáles tecnologías pueden añadirse en una plataforma MOOC, que en general son pocas y bien conocidas, otras deben programarse, y luego hay mucho trabajo a nivel de nuevos procedimientos metodológicos. Igualmente el porqué de estas mejoras deriva de que MOOC lo he planteado como un ecosistema y como una tecnología, y cada uno con sus necesidades. Y esto a su vez proviene de que la mejora debe provenir de conseguir una buena elección tecnológica que, como se vi, provendrá de mejoras en el ecosistema. 
  • En síntesis los MOOC aparecen como nuevas tecnologías que reemplazarán otras previas, pero como hemos visto, su real potencial de cambio y mejora proviene de cambios en aspectos metodológicos y no tanto tecnológicos. Por el momento disfrutemos del discurso de cambio que nos está generando.

___________________________________________

Bibliografía

Post relacionados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CEO & Co-Founder de EstayConsulting – Consultoría Estratégica

Miembro de Red

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: