Christian A. Estay-Niculcar's research blog

Espacio de reflexión personal dedicado a la investigación aplicada cuando se vincula la ciencia proyectual con la disciplina informática, y se aplican al desarrollo de las personas y de la gestión empresarial.

Desarrollo en Red: Cooperar y su relación con la idea de colaboración es que con las TIC son dos cosas y una a la vez

¿Porqué cooperar y colaborar y porqué interesa saber de qué hablamos?” … a veces de tanto escuchar algo ni sabemos porqué interesa ni tampoco se domina lo que significa.

En este post se hablará de cooperación como punto de entrada, pero igualmente de colaboración. Ambos se presentan en base a varias ideas tomadas de muchos autores y autoras a quienes se agradece su trabajo, y si alguien se omite, las disculpas porque muchas veces Internet enceguece la fuente.

De esta revisión queda claro que existe convergencia entre ambos términos gracias a las TIC. Las TIC son simples herramientas y la verdad poseen pocas variaciones y avances en materia de instrumentos de interacción, aún no se sale del foro, del chat, del traspaso de archivos/ficheros, etc., y sólo enriquecido un poco con las videoconferencias. Esto ha hecho que cuando se han creado herramientas informáticas de cooperación o de colaboración (aunque casi siempre aglutinadas como CSCW), terminan simplificando estos conceptos por las restricciones  de la pobreza en instrumentos de interacción y por la falta de profundidad en el manejo metodológico de los conceptos. No obstante, son dos cosas distintas pero una a la vez gracias a las TIC.

********************** Cooperar desde la historia del/la hombre/mujer

Cooperar interesa por algo muy simple y nada mejor que revisar estos párrafos tomados de Martínez (2012) y así evitarse largas explicaciones repetidas …. “Su adaptación primordial [(la del primer homo)] comenzó en un sensible incremento en el tamaño del cerebro, mientras que su tamaño corporal seguía siendo parecido al de un chimpancé. El aumento cerebral determinó la aparición de un tipo de  de comportamiento, insólito en la historia de la vida, que aunaba la creatividad, entendida como la capacidad de imaginar soluciones a los problemas, y la planificación, definida como la facultad de idear la secuencia ordenada de acciones que es necesario ejecutar para llevar a cabo las soluciones imaginadas. De este modo nació la tecnología, cuya primera expresión fue la talla de la piedra que surtió de filos, con los que cortar la dura piel y la carne de los animales, a unos primates que carecían de garras y colmillos”  (Martínez, 2012, p. 216).

“Y así, se reunió el alto nivel de cooperatividad, característico de los homínidos, con la creatividad y capacidad de planificación típicamente humanas. El resultado fueron unos seres dotados de una increíble plasticidad adaptativa, que no solamente sobrevivieron cuando el resto de especies de los homínidos ya se habían extinguido, sino que fueron capaces de desbordar los límites geográficos y ecológicos de su cuna africana, y hace poco menos de dos millones de años, los humanos comenzaron a poblar el resto del Viejo Mundo” (Martínez, 2012,p. 216).

“Sin duda, es el arte, tanto rupestre como mueble, el aspecto más distintivo y exclusivo de nuestro comportamiento. En él, nuestro acentuado gusto estético se da cita con una nueva y revolucionaria tecnología de la comunicación que permite mostrar en imágenes las ideas y pensamientos de la mente humana. A su vez, esta nueva capacidad proporciona la base sobre la que se asienta una nueva tecnología social de individuos que comparten ideales y valores, representados por imágenes y objetos, y que están dispuestos a cooperar muy estrechamente los unos con los otros, hasta el punto de sacrificar sus intereses al bien común” (Martínez, 2012,p. 218).

“De este modo, las dos características más distintivas de los seres humanos, la creatividad y la cooperatividad, fueron evolucionando conjuntamente, potenciándose entre sí, como dos espirales que se envolvieran mutuamente. El resultado de este proceso ha sido una criatura asombrosa, capaz de soñar con realidades inexistentes y también de imaginar cómo hacer que sus sueños se conviertan en realidad. Además, la evolución ha dotado a esa criatura de la capacidad de mostrar sus sueños a los demás miembros de la especie para que los compartan y se unan a la tarea de realizarlos” (Martínez, 2012,p. 219).

>>> Martínez, Ignacio. (2012). El primate que quería volar. Memorias de la especie. Espasa Libros S.L.U. España. 249 pp.

********************** Cooperar desde la historia de la comida

La cooperación ha estado siempre con la humanidad. Y en muchas de las cosas cotidianas. Y un ejemplo poco conocido pero igualmente gráfico es la comida. El ser humano desde sus primeros albores ha expresado que vive en comunidad para sobrevivir y conseguir fines superiores, desde la supervivencia hasta llegar a la luna, y lo ha mostrado en “la mesa”. La mesa es sinónimo de interactuar, de compartir, de hablar con otros. En la mesa se sirven comidas preparadas por manos hábiles en una cocina donde se comparten muchas cosas en la preparación de recetas. Las recetas son resultado de experiencias y experimentos de mejora de la alimentación usando tecnologías, sistemas, procesos y estrategias que van desde la paciencia de la pesca hasta el cuidado de animales y verduras/frutas.En suma, no sólo comemos, nos organizamos alrededor de la mesa para compartir experiencias … Rowley (2006).

>>> Rowley, Anthony. (2006). Una historia mundial de la mesa. Ediciones TREA. España. 351 pp.

********************** Cooperar desde la evolución de los entornos virtuales de trabajo colaborativo

De Estay-Niculcar y Barrera (2012) se toma que si “se revisan los conceptos de colaboración y cooperación [se debe partir de] de ver el trabajo humano como un espacio donde las personas comparten tareas e interaccionan colaborándose y cooperándose. El siguiente silogismo permite entrar en el tema […]:

  • Compartir, aunque conlleva actos como repartir, dividir, o distribuir algo en partes, no supone que exista comunicación entre personas.
  • Interactuar, requiere de manera natural una comunicación.
  • Colaborar y cooperar son las estrategias de organización para hacer productiva toda interacción.”

“Como consecuencia de compartir tareas y conocimientos entre participantes múltiples, la colaboración y la cooperación son inherentes al proceder humano en sus actividades laborales y en sus actividades de aprendizaje.”

“Los términos /“cooperación”/ y /“colaboración”/ se utilizan de manera indistinta. Esto se debe a que no se distingue en sus definiciones lo que lo es conceptual de lo que es operativo. Por este motivo, la literatura les /“indistingue”/ y así se encuentran especialistas que ven o no diferencias según sean sus propios análisis conceptuales u operativos […]

[…] La tabla [siguiente] recoge varias cualidades de uno u otro término a nivel conceptual y se completan con comentarios operacionales.” La siguiente tabla compara cooperación con colaboración con citas de varias fuentes extraídas de Internet, y yo sólo soy responsable de algunas cosas en esta tabla: del traspaso de datos y los ajustes de texto en las primeras dos filas de la izquierda, de la tercera columna donde intento distinguir por diferencia o similitud ambas nociones, y de la última fila donde apuesto por un ejemplo clarificador.

Tabla 1 (1de7): Comparación entre el planteamiento conceptual y operativo de los conceptos de colaboración y de cooperación - Christian A. Estay-Niculcar (c) & David Barrera (c)

Tabla 1 (1de7): Comparación entre el planteamiento conceptual y operativo de los conceptos de colaboración y de cooperación – Christian A. Estay-Niculcar (c) & David Barrera (c)

Tabla 1 (2de7): Comparación entre el planteamiento conceptual y operativo de los conceptos de colaboración y de cooperación - Christian A. Estay-Niculcar (c) & David Barrera (c)

Tabla 1 (2de7): Comparación entre el planteamiento conceptual y operativo de los conceptos de colaboración y de cooperación – Christian A. Estay-Niculcar (c) & David Barrera (c)

Tabla 1 (3de7): Comparación entre el planteamiento conceptual y operativo de los conceptos de colaboración y de cooperación - Christian A. Estay-Niculcar (c) & David Barrera (c)

Tabla 1 (3de7): Comparación entre el planteamiento conceptual y operativo de los conceptos de colaboración y de cooperación – Christian A. Estay-Niculcar (c) & David Barrera (c)

Tabla 1 (4de7): Comparación entre el planteamiento conceptual y operativo de los conceptos de colaboración y de cooperación - Christian A. Estay-Niculcar (c) & David Barrera (c)

Tabla 1 (4de7): Comparación entre el planteamiento conceptual y operativo de los conceptos de colaboración y de cooperación – Christian A. Estay-Niculcar (c) & David Barrera (c)

Tabla 1 (5de7): Comparación entre el planteamiento conceptual y operativo de los conceptos de colaboración y de cooperación - Christian A. Estay-Niculcar (c) & David Barrera (c)

Tabla 1 (5de7): Comparación entre el planteamiento conceptual y operativo de los conceptos de colaboración y de cooperación – Christian A. Estay-Niculcar (c) & David Barrera (c)

Tabla 1 (6de7): Comparación entre el planteamiento conceptual y operativo de los conceptos de colaboración y de cooperación - Christian A. Estay-Niculcar (c) & David Barrera (c)

Tabla 1 (6de7): Comparación entre el planteamiento conceptual y operativo de los conceptos de colaboración y de cooperación – Christian A. Estay-Niculcar (c) & David Barrera (c)

Tabla 1 (7de7): Comparación entre el planteamiento conceptual y operativo de los conceptos de colaboración y de cooperación - Christian A. Estay-Niculcar (c) & David Barrera (c)

Tabla 1 (7de7): Comparación entre el planteamiento conceptual y operativo de los conceptos de colaboración y de cooperación – Christian A. Estay-Niculcar (c) & David Barrera (c)

“Cuando se trabaja o aprende en situaciones complejas y dinámicas, colaborando y cooperando, el conocimiento en grupos y equipos es amenudo más eficaz que en el funcionamiento como individuos aislados. Se crean sinergias positivas, y asimismo, muchas tareas pueden ser logradas de manera más rápida y más agradable trabajando de este modo […]”

“[…] Acaso… /¿“es mejor estar acompañado que estar sólo”?/ Si, pero mejor cuando se está /“en un buen ambiente, en un buen [Entorno] /” y mejor si éste último crece cuando lo [Virtual] es favorable.”/  Las ventajas claves de la compartición en sus formas que aquí se han detallado (colaboración y cooperación) son:

  • Se alcanza mayor éxito en los objetivos (sean de trabajo o de estudio) por compartir tareas y reunir el conocimiento.
  • Se consigue más “diversión”: se consigue menos tensión y más placer cuando se trabaja con eficacia con otras personas.”

“La figura [siguiente] pretende resumir algunas tareas propias de la cooperación, de la colaboración, y comunes a ambas.”

Figura 1: Tareas propias de la Cooperación y la Colaboración - fuente: adaptación de Internet

Figura 1: Tareas propias de la Cooperación y la Colaboración – fuente: adaptación de Internet

>>> Estay-Nicular, Christian A.: y. Barrera, David (2012). Entornos virtuales de trabajo colaborativo. Editorial FUNIBER.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CEO & Co-Founder de EstayConsulting – Consultoría Estratégica

Miembro de Red

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: